jueves, 13 de mayo de 2010

ENTREGA DEL XXI PREMIO DE POESIA BLAS DE OTERO 2009


POEMARIO GANADOR "CORALES", DE EMILIO PORTA.
Como ya habíamos anunciado, el escritor Emilio Porta recibió ayer el XXI Premio de Poesía Blas de Otero 2009, patrocinado por el Ayuntamiento de Majadahonda. El acto tuvo lugar a las ocho de la tarde en la Casa de la Cultura “Carmen Conde”, de dicha localidad. Coordinó la Concejala de Cultura, Ana María Fernández Mallo, que estuvo acompañada en la mesa presidencial por la primera Teniente de Alcalde, Carmen Menéndez Rodríguez; Sabina de la Cruz, viuda de Blas de Otero; el escritor Enrique Gracia Trinidad, miembro del jurado (Premio Blas de Otero 1992) y quien no podía faltar, claro, Emilio Porta, el flamante galardonado, escritor fecundo, que cultiva todos los géneros con éxito probado.
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * ** * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

La sala estuvo llena de amigos, compañeros de la AEAE y de ESCRITORES EN RED, personalidades del mundo de la cultura, otras autoridades locales, público en general y enviados de prensa.

La coordinadora, después de leer el acta del jurado, cedió la palabra a Sabina de la Cruz, que leyó un poema de “Corales”, el libro ganador. Ana María Fernández deleitó a la audiencia con la lectura de un soneto del poeta Juan Van-Halen —prologuista del libro y miembro del jurado— dedicado a Emilio Porta “Por su libro Corales”. Enrique Gracia agradeció al Ayuntamiento de Majadahonda el esfuerzo que hace por mantener la tradición cultural, recordó al poeta Blas de Otero, poniéndole entre los grandes de la literatura.
.
La presentación del poemario ganador, Corales, corrió a cargo del mismo escritor, Enrique Gracia, que hizo una preciosa exposición sobre la temática, contenido y forma del libro, así como sobre la escritura del autor, Emilio Porta, al que calificó como escritor renacentista, con la profundidad de Luis Vives o Antonio de Nebrija.

A continuación, entregó el premio, la primera Teniente de Alcalde, Carmen Menéndez Rodríguez, que tuvo palabras de elogio y felicitación para Emilio Porta. Éste dio las gracias al Ayuntamiento y al público asistente, y leyó un poema de Blas de Otero, “un legado de vida, donde la poesía está al servicio de la solidaridad”, dijo. Luego, el escritor Enrique Gracia y la locutora, y también poeta, Vera Moreno leyeron varios poemas de “Corales”, que merecieron una cálida y dilatada ovación de la concurrencia.

Carmen Menéndez justificó la ausencia del Alcalde, Narciso de Foxá Alfaro, y en su nombre leyó un discurso animando a todos a fomentar la cultura, en general, y la poesía, en particular, recordando al vasco universal Blas de Otero. Sabina de la Cruz volvió a felicitar a Emilio Porta, “por saber de todo”, recordó a Francisco Umbral y tuvo palabras cariñosas para su viuda, Maria España, presente en la sala. Cerró el acto la concejala de cultura, Ana María Fernández Mallo, agradeciendo la asistencia a todos los presentes.
* * * * *
A la salida pudimos hablar más tranquilos con nuestro compañero Emilio Porta.

¿Qué ha supuesto para ti este premio?

No acostumbro a presentarme a muchos premios, a pesar de que aseguran al escritor algo importante como es la edición, independientemente de que suponen un reconocimiento profesional y, además, ayudan al escritor en sus problemas económicos, es decir, pagar un trabajo, como se hace en todas las profesiones. Pero tenía un libro especial, Corales, no escrito para un premio – yo nunca escribo para, sino escribo por – y siempre he pensado, desde que lo escribí, que era un libro que debería llegar a un círculo más amplio. El hecho de presentarlo al Blas de Otero tiene, además, otro valor: mi aprecio de la escritura y la vida de este poeta que tiene uno de los poemas más importantes de la Literatura Universal, desde el punto de vista del escritor y del ser humano. Ese poema que termina, ante la realidad y la injusticia, por decir: “Nos queda la palabra”.

¿Cómo es, qué tiene, el poemario ganador?

De Corales sólo puedo decir que es un libro de reflexión sobre el tiempo y la existencia tomando como motivo a los corales, unos seres vivos complejos que han sido testigos de esa existencia durante millones de años. Ellos acumulan más vida, más tiempo, que nosotros y nos recuerdan que no somos el centro del universo.

¿Cómo concebiste Corales?

El Hombre debe aprender a “ver”, a mirar, y comprender el proceso de la vida.
Para cuidarla y respetarla. Este no es un libro ecológico. Es un libro de pensamiento, porque yo no concibo la Poesía como un mero adorno. En eso estoy con Celaya: no hablo de una poesía combativa y social, pero si de una poesía que no sea concebida como un lujo cultural. Me gusta pensar, descubrir, aprender. Me gusta que el lenguaje humano, nuestra principal arma para el conocimiento, nuestro vehiculo y seña de identidad, se aplique para llegar al fondo de las cosas
.


No por ocultos
menos existentes.
Ni por callados
menos sabios.
Quién sabe
dónde
nace su pensamiento.
Tallados
por el paso
de la espera,
sujetan las corrientes
hasta el momento
de su viaje.
.
Guardan la luz
debajo de los aires.

Es sólo una muestra de CORALES, 92 páginas, XXI Premio de Poesía “Blas de Otero” 2009, editado con el nº 54 de la Colección Julio Nombela, de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles.
____________________________________________________________________

51 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Gracias, Alejandro. Acabo de llegar a casa hace un rato y al entrar, como todas las noches, en nuestra blogsfera, salto a tu blog...y veo la crónica del acto de entrega del Premio. Eres un fenómeno. Vaya periodista rápido y profesional que tenemos entre nosotros. Te agradezco profundamente la crónica y todo lo que has hecho y haces por mí, compañero. Realmente con amigos como tú y como los que habeis asistido al acto o me habeis mostrado vuestro cariño y solidaridad desde toda España, vale la pena ejercer este oficio. Un gran abrazo.

Port

Alejandro dijo...

Querido Emilio, teníamos hacerlo. No importa quien lo haga, el que llegue el primero. En esta ocasión he sido yo.

Disfruta, campeón.

Un abrazo.

Alex

Anónimo dijo...

Y, después de esta estupenda cronica, que te agradezco infinito, volveremos a tu blog a seguir el debate general. Por cierto, una observación que debíamos hacernos todos...aunque haya una entrada reciente no significa que las anteriores estén acabadas. Deberíamos acostumbrarnos a comentar y escribir volvendo, a veces, a los pasos anteriores. No podemos aplicar a los cambios de entrada criterios de frontera.

Port

Anónimo dijo...

Corroboro el comentario de Emilio. Estupenda crónica, con entrevista y todo. Muy profesional y emotiva Alejandro.

Muchos besos

Vera

Pilar dijo...

Bueno! Veo que estuviste muy arropado Emilio!! Sales muy guapo!!
Alejandro, muchas gracias por la información, por las fotos y todo, porque claro, los que estamos lejos también queremos disfrutar de estos momentos!
Y Vera, ese hombro descubierto muy "chenchi" no creo que tu madre te diga nada!! jajaja. Sales guapa.
En fin,que para la próxima cosa espero estar.
Un besooo

Jesús Arroyo dijo...

3 x 1 (no es un chifli abretuercas) satisfecho está este cachorro canoso de "Escritores en Red".

Por todo lo que representa el premio Blas de Otero. Por entregárselo a Emilio Porta. Por conocer personalmente a compañeros de armas (esto me lo puso alguién en la dedicatoria): las letras.

Abrazotes a todos. No, a ellas no. A ellas besitos varios.

Aster Navas dijo...

Gracias, Alejandro.

Anónimo dijo...

Gracias, por mi parte, a todos. Vera, Aster, Pilar...!que "coment" tan divertido! Y, Jesús...la dedicatoria dice una gran verdad..nuestras armas son las letras. Las otras habría esconderlas o acabar con ellas para siempre. Un abrazo general y particular.

Port

Alejandro dijo...

Emilio, este es mi blog. Como digo en la entrada anterior, la actualidad nos marca la agenda. Todo es posible, pero la noticia más reciente, y el tema más importante es éste.

Abrazos

Alejandro dijo...

Querida Vera, las cosas importantes hay que intentar hacerlas lo mejor que se sabe.

Gracias, por estar con nosotros y felicidades poe lo bien que lo hicisteis.

Besos.

Alex

Alejandro dijo...

Pilar, estuvieron todos arropadísimos y guapos, te lo digo yo.

Besos.

Alex

Alejandro dijo...

Jesús, fue un placer conocerte en medio de tanta obra, tanto monumento.

Abrazos

Alejandro

Alejandro dijo...

Gracias a ti, Aster, por estar con nosotros.

Abrazos,

Alejandro

Emilio Porta dijo...

Alex...eres increible...interrumpir el proceso de discusión para poner la cronica del acto...Cómo no te vamos a querer los que te conocemos. Aparte de un gran escritor eres un tipo de una generosidad y altruismo como ya no se estila. Afortunadamente para todos los que somos tus amigos. Que somos muchos.

Mari Carmen Azcona dijo...

Alejandro ya veo que todos los años de cronista te han convertido en el reportero más rápido y dicharachero de...Escritores. Preciosa crónica de un día importante para todos, porque el éxito de un compañero nos engrandece a todos.

Gracias por ser mis ojos y mis oídos el día de ayer.

Besos y abrazos.

toñi dijo...

Alex, gracias por llevarme de la mano con tus palabras e imágenes. No se puede contar más y de mejor manera.

Enhorabuena a todos, porque como bien dice Carmen “el éxito de un compañero os engrandece a todos”.

Vera, ¡qué alegría verte! A lo largo de estos meses te he ido conociendo por dentro, y hoy gracias al fotógrafo te conozco por fuera. Estás muy guapa...Emilio, tú también.

Besos.

Toñi

Alejandro dijo...

Querida Mari Carmen, las crónicas preciosas sólo se consiguen si los actos relatados son preciosos. La de ayer, estuvo llena de palabras con mucho color, con música, con imágenes que perdurarán en el recuerdo de la historia. Todos, entre ellos los chicos y las chicas del Norte, estuvimos con nuestro galardonado. Nos hizo muy felices.

Un beso.

Alex

Alicia Uriarte dijo...

Muchas gracias Alejandro por esta entrañable crónica.

Sumándome a todo lo dicho, y por añadir un pequeño matiz, creo que este ha sido un capítulo más de una bella historia. La gran historia de la relación de nuestro compañero Emilio con la Literatura. Un capítulo con un protagonista de lujo. Además muy bien acompañado por, a lo largo de su trayectoria, haber sabido construir sendos puentes de comunicación.

Besos para ambos.

Alejandro dijo...

Querida Toñi, qué alegría me das cada vez que te veo por estos jardines. Tienes razón el éxito de un compañero, que, además es amigo, nos engrandece a todos.

cedo la palabra a los guapos para que ellos te lo agradezcan.

Besos

Alejandro dijo...

Gracias a ti, Alicia, por participar de esta alegría que tanto nos llega.

Tienes razón, el acto de ayer fue un capítulo más de la histtoria de nuestro amigo y compañero Emilio Porta, haciendo pareja -como tú nos indicaste- con la Literatura. Él siempre sabe construir puentes de comunicación.

Besos.

Alex
P/D: Hoy no me has traido tortas con nata.

Alicia Uriarte dijo...

Alejandro ¡Cómo lo pude olvidar!
De veras que se me había olvidado que estaba en tu saloncito. Creo que me perdonarás el despiste. El protagonista era Emilio y la ilusión por este acontecimiento ha provocado el olvido.

Gracias por colaborar en que el horno alcance la temperatura adecuada.

Un abrazo

Alejandro dijo...

Gracias, Alicia, muchas gracias por poner el horno a punto de hacer bollos con nata y crema. Antes no te quise decir nada, pero ayer, dia de fiesta grande, nos habrían venido de lujo para celebrarlo. Pero no te preocupes, ya nos proveerás.

Gracias por volver y avisarme de que el horno ya ha vuelto a funcionar. En realidad, creo que nunca se enfrió.

Besos

Alex

Emilio Porta dijo...

Lo bueno del blog de Alejandro, Alicia, es que es, de verdad, "nuestro salón". Es el tipo más generoso del mundo, el mejor cuidador de sus amigos...alguien que merece mucho la pena. Precioso tu comentario, Alicia. Gracias de corazón. Un beso.

Emilio Porta dijo...

Y a ti, Toñi, que ya eres realmente de los nuestros...porque no hace falta un carnet para estar entre nosotros. Sólo hace falta el sentimiento, el afecto, el compartir...Tus comentarios, tus pequeñas entradas en realidad - pues has puesto muchas cosas que lo son - te hace "pertenecer" a la casa. Un beso...y gracias.

Emilio Porta dijo...

Alex, buenas noches...yo a veces hago "guardia" en tu casa, sobre todo los fines de semana. Pero tú haces guardia permanente entre nuestras intenciones, deseos, sueños...Realmente te haces querer, ¿verdad chicas y chicos?.
Un gran abrazo.

Valeriano Franco dijo...

Primero, gracias a Alejandro por abrir este homenaje. Y después, como sé de la generosidad de Emilio y de su forma de hacer y de escribir, lo hago mío, en presencia, y con estas líneas. Pero lo mejor es leer su libro. Yo lo estoy haciendo esta mañana. Además, me siento, poéticamente, muy unido a Emilio, porque su poesía me es muy cercana, como me es la de Blas de Otero a quien sigo y leo desde muy joven.
Emilio y compañeros todos, ahí van dos poemas, que seguro os van a gustar. Uno, porque es muy bueno y es de Emilio, y el otro, un soneto de Blas de Otero que parece un bloque de granito que te va a caer encima. Ambos me impresionan. El de Blas de Otero, porque aún percibo, con humildad, que sigo buscando ese verso que él buscaba y el de Emilio por todo (cambio, permanencia, los corales son como dioses) y en especial, después de leerlo entero, por el último verso: rotundo, definitivo como una llave que abre y cierra todas las puertas.

Gracias, Emilio por tu poemario, lo uniré a mis libros de mesa imprescindibles.
________________________________

BLAS DE OTERO (De Ancia)

Ando buscando un verso que supiese
parar a un hombre en medio de la calle,
un verso en pie – ahí está el detalle-
que hasta diese la mano y escupiese.

Poetas: perseguid el verso ese,
asidlo bien, blandidlo, y que restalle
a ras del hombre –arado, y hoz, y dalle-,
caiga quien caiga, ¡ahé¡, pese a quien pese.

Somos la escoria, el carnaval del viento,
el terraplén ridículo, y el culo
al aire y la camisa al viento.

Ando buscando un verso que se siente
en medio de los hombres, y tan chulo
que mire a Tachia descaradamente


EMILIO PORTA (De Corales)

Y en esa plataforma
son dueños de los siglos.
Dueños del porvenir.

No hay más filosofía.
Sólo saber
que todo cambia,
todo es movimiento.

Perspectivas
del coral.
Abriéndose despacio,
como si el océano
fuera el firmamento.
Poniendo estrellas
debajo de la tierra.

Ellos se quedarán
_______________________________

Saludos para todos
Valeriano

_

Alejandro dijo...

En primer lugar, querido Valeriano, decirte que no tienes que darme las gracias por nada. Sé que esta entrada es un sentimiento compartido por todos. Alguien tenía que hacerlo. La próxima, puedes ser tú quien nos ofrezca la crónica/homenaje.

En segundo lugar agradecerte -en esto sí- que nos hayas ofrecido estas dos muestras poéticas de dos grandes poetas, Blas de Otero y Emilio Porta, ambos celebrados por tí, fiesta que también comparto.

Besos a ellas, abrazos a todos.

Alex

Un abrazo.

Emilio Porta dijo...

Valeriano...la verdadera unión hace la verdadera fuerza...por eso, "unirnos todos a Blas de Otero en su poema" y que uno mío - cómo darte las gracias...- haga de puente y lo señales a ese nivel comprenderás que me llene de "sano" orgullo y emoción...Realmente ese final del poema de Corales si es contundente...y nos pone en la realidad...aunque no en la desesperanza, sino en la firmeza. Compartir la permanencia con los anteriores y los que vengan, a través de la palabra y el silencio, es parte de lo que quiero decir en este libro. Gracias por captarlo con tanta exactitud. Eres un gran lector y buen compañero. Y eso, eso es lo que más me importa de esta aventura: que estemos juntos en el intento, todos nosotros. Eso Alejandro lo entiende muy bien y lo lleva a la práctica. No perdemos la individualidad, sino que la afirmamos de forma recíproca. En esta nave que botó, por primera vez, Santiago Solano, ya vamos de viaje desde hace tiempo. Y ese navegar es sueño y permanencia. Gracias por tu comentario y gracias a quien pone el casco de la nave, en este caso, nuestro querido amigo y escritor Alejandro Pérez Garcia. Tú si que sabes, Alex, de qué va esto de la navegacion y la necesidad de una buena y unida tripulación para llegar a buen puerto.

Anónimo dijo...

"Cómo una llave que abre y cierra todas las puertas"
Gracias, Valeriano...esto sí que es Poesía verdadera también. Y pensamiento puro. Y es tuyo. Decir eso de un verso - escrito en algún "rapto" extraño por mí...- es un regalo infinito.

Port

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Enhorabuena por esa crónica, Alex. La verdad es que tiene el tono de los grandes periodistas, de los cronistas que saben, de los amigos.
Gracias por lo que me toca.
Lo único mal fue que no hablásemos al final largo y tendido. Quedamos sólo unos pocos para las cervezas finales, que era ya tarde.
Emilio estuvo feliz y los que le queremos lo estuvimos con él y por él. Más ocasiones habrá con unos o con otros.
Siento no acompañaros en Móstoles al maestro Santiago y a ti. Trabajo obliga.
Siempre deseando compartir ratos contigo.
Un abrazo.
Enrique

Maribel dijo...

Bravo por Emilio. Estupenda crónica y preciosos los versos finales.
Abrazos.

Emilio Porta dijo...

Querido Enrique, por mi parte, qué decirte que no te haya dicho ya...Estuviste magnífico. Un abrazo muy fuerte.

Emilio Porta dijo...

Querida Maribel...gracias por acercarte a este rincón de Alex en el que me ha puesto sillón, mesa camilla...y escaparate de entrada. Y gracias sentidas por lo que dices. Espero que te llegue el libro...Un beso.

Anónimo dijo...

Queridos todos: Todavía siento la emoción vivida en la entrega del premio a Emilio. Gracias a ti, Alejandro, por esta exposición de palabras y fotografías maravillosas que quedarán siempre en el recuerdo de una tarde feliz. Y gracias también a vosotros, Enrique y Vera, por poner vuestra voz a CORALES, haciendo que la emoción de lo escrito fuera aún más intensa.¡Muchas Felicidades, Emilio, por tan merecido premio!

Besos.

Mila

Emilio Porta dijo...

Gracias, Mila...veros aquí y veros allí, a los que pudisteis ir, fue un inmensa alegría. Hay veces que se nota cuando detrás de una asistencia, o un mensaje, hay un compromiso social y otras en las que se percibe el afecto. Esta vez es de esas últimas. Es una gran fortuna tener buenos amigos. Un tesoro, dice el refrán. Un cálido abrazo.

ALEJANDRO dijo...

Querido Enrique, siempre procuraré que te toque un trozo importante del pastel. Con tu presencia das brillo a las estrellas. Nunca faltas.

Gracias por tus palabras, aquellas y estas.

Un abrazo.

Alejandro

ALEJANDRO dijo...

Maribel, Mila... Os agradezco os unáis a este sencillo testimonio que perpetuará el homenaje que rendimos a nuestro amigo y maestro Emilio Porta.

Besos.

Alex

Anónimo dijo...

Qué bonita conversación has generado en tu casa Alex, muchas gracias por facilitarnos los encuentros, y poner caras. La foto del público lector a mí me parece simplemente maravillosa.

Coincido con Enrique que fue una pena no poder continuar el encuentro en un bar. Anduve detrás de Valeriano para saludarle y se me escapó, apenas pude hablar con otros grandes compañeros de escritores en red antes de la entrega del premio, así que como dice Enrique habrá que quitarse la espinita y encontrarnos sin prisas en otra ocasión.

Muchas gracias por todas vuestras felicitaciones en lo que me toca.

Besos

Vera

Alejandro dijo...

A todos nos supo a poco, querida Vera. Tendremos que reunirnos para departir distendidamente, sin prisas ni responsabilidades. Será un placer.

Besos

Alex

Jesús Arroyo dijo...

Alejandro:
Ya sé, ya sé que este no es lugar para decirte esto. Bueno, tal vez si lo sea y aasí se entera todo el mundo que quiera enterarse.
Anoche hablamos de cuentos y lo prometido es deuda:

"El viejo roble"
Malena Alonso
http://eltinterodechina.blogspot.com/

No es un cuento de hadas, no es un cuento sólo para niños. Es la lucha de cada uno de nosotros para evitar que el mundo de los sueños muera.Es nuestra lucha personal para superar esos momentos que aparecen en la vida y que con la fuerza de los sueños podemos vencer, porque todos somos... forjadores de sueños. (copiado de contraportada)

ALEJANDRO dijo...

Gracias, Jesus. He tomado buena nota.

Un abrazo

Alex

Anónimo dijo...

Le debe ir muy bién la vida al doctor Belmonte. Necesito un trasplante...de buen humor y no abre la consulta. Ya no sé que hacer.
¿Alguien sabe dónde está?

Bárbara Stanwick

Anónimo dijo...

Señora Bárbara Stanwyck, lamento comunicarle que no puedo acceder a su petición de trasplante. Tengo todo dispuesto para operar en una clínica céntrica, recién instalada, pero caprichos del destino me impiden su inauguración, a pesar de estar rotulada y con los anuncios correspondientes en los medios. Lo siento. Milagros, mi última trasplantada, y un servidor no podemos hacer más.

A sus pies, señora.

Pablo Belmonte, Cirujano Dr.
--------------------------
P/D: Si encuentra usted centro hospitalario de su gusto, no tendría inconveniente intervenir. Yo estoy haciendo gestiones en "caminarycontar.blogspot.com", pero creo que aún tardarán en acondicionarlo.

Anónimo dijo...

¿Pero de cual de las dos Bárbara Stanwick es la anterior intervención? ¿De la verdadera - lo que me extraña pues creo que duerme el sueño eterno - o de la anónima "trasplantada" corpore factum? Le confieso Don Alejandro que su blog - en general todos los los de la blogsfera - me inquieta. Uno no sabe a que atenerse. Hay gente perdida, reencontrada, monjes extraños que se pasan de un lugar a otro del mundo y época como si tal cosa...un señor que escribe sobre la masonería pero luego no quiere hacer comentarios y le deja el encargo a un amigo...y otros viajeros, estos reales, que se pasan la vida debajo del mar buscando corales mientras otro los escribe...Esto es un desbarajuste, Don Alejandro...y usted, que era un hombre cuerdo y de bien, también se ha vuelto loco y pone cuentos sin texto...y todas esas mujeres que escriben cosas afrodisiacas para mente obnubiladas y que son escritoras de su redil...La verdad es que no entiendo nada...Y el tal doctor Belmonte...que el tal Port puso como Belmente...si, seguro que no es un error...Ud. lo pone "monte" por su amigo Faustino y va el otro y se lo cambia porque seguro que - piensa él - es más acorde con la locura colectiva de sus cerebros calenturientos...
Mire...dejémoslo y, simplemente, acláreme lo de la tal Bárbara que vaya Ud. a saber quien es...

Marcelino Perea. Comillas.

Mari Carmen Azcona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Señor Marcelino Perea, me indigna su comentario. ¡Bárbara Stanwick sólo hay una y es imitable!

En algo tiene usted razón, estoy en el sueño eterno pero no duermo. No sé si conocerá usted una película que se titula “Un espíritu burlón”, adaptación de una famosa pieza teatral de Noel ìCoward...Pues bien, yo soy otro espíritu burlón. El problema que tengo, y por eso buscaba al doctor Belmonte, es que me ocurre lo mismo que a la protagonista de la película, mi color es, como diría...¿verde?.

Ha llegado hasta aquí la fama, de gran cirujano, del doctor Belmonte en cuanto a implantes de humor y corazón. Estoy segura de que conseguiría devolver un poco de rubor a mis mejillas y recobrar mi antiguo esplendor.

Espero que haya quedado saciada su curiosidad .

Sin más que añadir por mi parte, reciba un cordial saludo.

PD. Doctor Belmonte disculpe mi enfado. Ya hablaremos cuando su nueva clínica esté inaugurada. No tengo prisa y puedo esperar. Como comprenderá mi tiempo es ilimitado...puedo esperar una eternidad.

Un saludo.

Bárbara Stanwick
2 de junio de 2010 14:42

Alejandro Pérez García dijo...

Estimado Don Marcelino, comprendo su indignación. No se preocupe, hombre, esto es literatura. Sólo tiene que hacer un mequeño ejercicio mental y recordar lo que dijo Cuan Carlos Onetti: "La literatura es mentir bien la verdad". Creo que con eso estará usted en condiciones de comprender cualquier cosa de lo que ocurre aquí. Tal cual lo contamos.

Creo que con las explicaciones de doña Bárbara Stanwick (creo que es Stanwyck, pero si ella lo pone con i latina, sabrá por qué; quizá es que no es ella, es la otra) también le habrán aclarado algo las cosas. Así lo espero.

Saludos

Alejandro

Anónimo dijo...

Distinguida doña Bárbara, como ya le dije a usted ayer, estoy dispuesto a trasplantarle lo que necesite, pero aún tiene que esperar unos días. Cuando esté la nueva clínica funcionando le explicaré los resultados de mis innovadoras técnicas.

En cualquier caso, y dado que esto de la cirugía está ahora tan desprestigiado, creo que antes de someterse a ninguna intervención debe conocer usted cómo le fue a doña Milagros, mi última paciente. Cuando conozca el caso, usted decide.

A sus pies, otra vez, señora.

Pablo Belmonte, Cirujano Dr.
-------------------
P/D: Creo que no es éste el lugar (alojamiento de don Emilio Porta, insigne Premio de Poesía Blas de Otero), más idóneo para hablar de trasplantes y otras operaciones quirúrgicas. Lo mejor es esperar a la apertura de mi nueva clínica. Allí hablaremos. Vale

Anónimo dijo...

Mire Usted, Don Alejandro, que yo respeto muchísimo a Don Emilio Porta y la foto de su premio, pero tengo que hacerle unas puntualizaciones. Yo soy un hombre sencillo, que ha leído, sí, pero no tanto como usted. Lo que sí he visto es mucho cine, incluso de pequeño, el cine al aire libre que tráian los comediantes a mi pueblo, Comillas, un pueblo muy bonito, en la provincia de Santander que le recomiendo, si no le conoce, que visite. Puede usted venir a comer al restaurante Gurea o al Caracola, ambos excelentes, que yo le invito, y después pasear por la playa, una de las mejores de Cantabria, y charlar mientras la brisa del Norte nos limpia la mente. La mia es limitada, lo reconozco y no quiero que piense que tengo una fijación con la señora Stanwyck pero no entiendo cuántas hay o hubo, sigo sin estar seguro de que una difunta pueda volver a la vida y, además, más sonrosada...sobre todo cuando ella misma dice ! que es verde"...En fin...y perdone pero tampoco conozco al escritor ese del que me habla, un tal Cuan Carlos Onetti. En realidad he buscado todos los Cuan esritores que hay en internet y no hay ninguno...qué nombre tan raro...Cuan...
Atentisimamente le saluda, así como al doctor Belmente.

Marcelino Perea, de Comillas, Cantabria.

ALEJANDRO dijo...

Estimado Don Marcelino, agradezco el respeto que dispensa a Don Emilio Porta, protagonista de esta crónica que seguro ha leido usted y habrá celebrado cuanto en ella se dice.

Yo también soy hombre sencillo. Me gusta leer, me gusta el cine y me gustan las patatas revolvonas. Las tres aficiones me vienen desde la niñez. La lectura, gracias a los tebeos que cambiaba de pequeño por una peseta (ya ha llovido); el cine, gracias a los titiriteros que iban por los pueblos con aquellas películas descoloridas, ¿o eran en blanco y negro?, y las patatas revolconas, tambien me aficioné a ellas en la niñez, no había mucho más.

Conozco Comillas,claro que sí. Ahora me vienen a la memoria algunos de sus edificios modernistas: el Palacio de Sobrellano y su Capilla Panteón, la Universidad Pontificia y El Capricho, de Gaudí. Le agradezco la invitación. Y la acepto. Cuando tenga oportunidad de ir por alli (voy con frecuencia), comeremos juntos. Será un placer.

No se complique la vida con Bárbara Stanwyck. Hay incontables Bárbaras, de todas las épocas, y con idénticos apellidos. Los nombres, y apellidos incluidos, pueden repetirse a lo largo de la historia en varias personas. No hace mucho me encontré con un Cristóbal Colón, nacido en Guadalajara en el año 1980.

Lo de "Cuan" Carlos Onetti, como puede comprender, se trata de un error. Me refería a Juan Carlos Onetti, escritor nacido en Montevideo en 1909, autor de cuentos (Avenida de Mayo, El Obstáculo...) y novelas (Tierra de nadie, Un sueño realizado...). Vino exiliado a España en los años setenta (creo que en 1975 ¿?), luego en 1985 volvio a Uruguay, pero regresó a España donde se quedó hasta su fallecimiento, en 1994.

Espero, Don Marcelino, haberle ayudado algo en sus dudas.

Reciba mis saludos más respetuosos.

Anónimo dijo...

Lo de "Cuan" Carlos Onetti era una broma, estimado amigo Alex. Lo que no es una broma es lo de verle por Comillas. Espero que la visita no se quede en...puntos suspensivos.

Marcelino Perea