jueves, 26 de abril de 2012

DIARIO DE UNA RUBIA

¡Cómo se bebe en este país!

7 de Marzo de 2002 – Jueves

Sigo tan gandula como ayer. Hoy tampoco tengo ganas de nada, ni de escuchar ni de mirar ni de pensar... No sé. Si tuviera un neceser de esos que usan las señoritas de verdad, me pondría rímel en las pestañas, pintalabios en el morro y me echaría colonia para oler bien, como la boticaria, que huele que alimenta; aunque, eso sí, lleva más pintura encima que las tablas de un barco. Ya quisiera yo, pero no tengo nada con qué ponerme guapa y postinera. ¡Qué se le va a hacer!

El patio empieza a animarse. Los empleados están serios. Hablan poco. Será por la reunión de esta mañana. Reunión comercial, dicen. El director los ha apretado bien: tienen que conseguir como sea captar más dinero, más pasivo; hacer hipotecas, dar préstamos, vender acciones y seguros, y no dejar que ningún cliente salga por la puerta sin pagar las comisiones tarifadas. ¡Están arreglados! Rincón dice que él está en la caja y que no puede más, conque no se hagan colas en la ventanilla ya hace bastante. Rincón, Jesús Rincón Igual, natural de Caleruela, un pueblo de Toledo, es un polivalente nato; sirve para todo: para contar billetes, para vender productos y para convencer a cualquiera de las razones de su quehacer. Es majísimo. Lo mismo cose un roto que zurce un descosido. (…). Rincón y Ángel González, otro compañero de calidad exquisita, están en las ventanillas de caja y son mis queridos más próximos. En ellos me miro cada mañana. Sin saberlo, alivian mi desgana y consiguen que me olvide de la desgracia de mi destierro. No me ven; yo a ellos, sí. Me gustaría poder expresarles el aprecio que les tengo.

Estoy viendo a una pareja, ya arrugada. Él es funcionario de tres al cuarto; ella, ama de casa. Están sentados en la mesa de un comercial. Piden más intereses para unos ahorrillos que tienen depositados. El empleado les presenta un documento de solicitud. La señora casi no sabe firmar. ¡Hay que ver, cómo es la gente! Se preocupa más de amontonar dinero que de aprovecharse de él: culturizándose, por ejemplo. (…)

Ahora se acerca un camarero que explota un bar por cuenta propia. Es un cliente de cutio, fiel, de mucha confianza. Un apoderado advierte que está moreno y así se lo dice. El cliente dice que sí, que es cierto, que en verano está negro por el sol y que ahora, en invierno, como se lava menos está renegrido igual que en los meses de calor. Y dice que lo de lavarse menos no es porque sea un guarro, es que ha escuchado en la radio que el exceso de higiene potencia el padecimiento de las alergias, y él no quiere tener de eso. ¡Qué humor! Pero no venía a contar chascarrillos, venía a ingresar la recaudación de ayer y la que ha hecho en la mañana de hoy. Trae unos tres mil euros, aproximadamente, en moneda fraccionaria. Explica que está sin contar, porque es mucho dinero y no ha querido prepararlo en la barra, a la vista de todos. Tres mil euros son muchos euros. ¡Cómo se bebe en este país!
********************
LEER MÁS:


17 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado amigo Alejandro:
Muy acertado el tono desenfadado
con el que comienzas tu DIARIO DE
UNA RUBIA, principio supongo de una novela. Sigue adelante pero no olvides que los blogs son solamente un medio, nunca un fin. No sé si te conviene continuar publicándola en el blog.
¡Qué capacidad de trabajo! Tienes más de un blog. Me maravilla y extraña, no entiendo su utilidad.
Sigue escribiendo, estoy seguro que pronto seremos muchos los que deseemos conocer las andanzas de esa rubia.
Abrazos Miguel Ortega Isla

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Gracias, amigo Miguel, por tus palabras, seguidas de una visita que, siendo tuya y tan cara, añade valor al comentario.

El Diario de una rubia, es solo eso, un diario donde el personaje va relatando lo que ve y oye desde el lugar apartado donde está olvidada. Está en mano del lector su clasificación.

En cuanto a los blogs, querido Miguel, entiendo que son un escaparate donde el autor expone una muestra de su trabajo. De no haber sido por este, donde estamos, tú no habrías leído lo que escribió la Rubia ese día, 7 de marzo, jueves, de 2002. En cualquier caso todo es respetable y comprendo a quien huye de mostrar públicamente lo que hace.

¿Los otros dos blogs? Pues tienes razón, quizá sobran, como puede sobrar este también. De momento no desaparecerá ninguno, pero quizá algún día...

Gracias otra vez, Miguel, y recibe un abrazo fuerte con mi cariño, el respeto y la admiración de siempre.

Alejandro

Alicia Uriarte dijo...

Alex, desde febrero de 2002 muy variopinto fue el destino de la postergada peseta. Con su desmonetización, parte del aluminio de la misma pasó a formar parte de la composición de barriles de cerveza, los otros metales de las aleaciones de hélices de barcos o tuberías de refrigeración, otras en hogares de pequeños coleccionistas o las más regias en el Museo de la Casa de la Moneda, los billetes triturados de las mismas como sustrato para abono de plantas o para la obtención de metanol… Solo una es la que ha tenido el privilegio de salvarse de la quema para ser testigo de cómo les va yendo la vida a los propietarios de su sucesor, el euro. Afortunada ella y afortunados nosotros que podemos recordar y/o investigar sobre su etapa de vigencia gracias a ti y a tu blog. No sé si fueron mejores o peores tiempos, según los mayores y dependiendo de dónde les pillase, al parecer hubo de todo pero seguro que fueron tiempos distintos. Tu rubia, de alguna manera, engloba las vivencias de aquellos tiempos extrapoladas y comparadas con las actuales.

Es siempre un placer este viaje histórico a caballo de las dos épocas. Gracias.

Un abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Bien conoces la historia de la Peseta, Alicia. Disfruté de ella cuando la tenía y sufrí cuando me castigaba con su escasez, que de todo hubo en aquellos caminos. Sin embargo, en su época nunca sufrimos tanto con los descuadres económicos como ahora, con el €uro. No hace tanto tiempo, pero todo ha cambiado mucho, tanto que, comparada la vida de antes y la actual, uno no sabe cual es/fue mejor. Habrá para todos los gustos, y cada uno, como dicen en mi pueblo, "hablará de la feria como le haya ido, o le vaya, en ella". En cualquier caso debemos mirar al futuro con optimismo y tener la esperanza de que todo mejore sin prescindir de los privilegios que tenemos. Creo que ya no nos gustaría el café de puchero, y nos costaría mucho comunicarnos con el correo postal o por teléfono, con aviso de conferencia, desde la "Central telefónica".

Mejor que aquello no vuelva, pero que se quede esta Rubia con nosotros y nos refresque la memoria con su diario, aunque solo sea para comparar las distancias del progreso en el tiempo.

Mi Rubia agradece mucho tu lectura, y yo más.

Un abrazo muy fuerte.

Anónimo dijo...

Esta rubia es un poco cotilla pero me gusta porque saca los colores a la gente y a las cosas y ademas me resulta simpatica pues dice las cosas llanamente para que todos la entiendan.

Abrazos.

Luis Martin.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Amigo Luis, dices que esta Rubia es un poco cotilla. Tienes que entenderla, está todo el día sola la pobre, en una rendija, Con algo tiene que distraerse. También dices que habla llanamente. Sí, siempre ha sido así. Se enfada si alguien huye de la naturidad buscando florituras que desconcierten al lector. Y también se enfadaría si leyera tu sintaxis. Pero bueno, agradecería tu visita, como yo.

Un abrazo.

Alejandro

Mari Carmen Azkona dijo...

¡En día y medio 3.000 euros!!! Pues si que se bebe en este país...Y eso que estamos en época de crisis, mires por donde mires las terrazas y los bares llenos. Y me parece bien. Por lo menos, mientras podamos, que no nos quiten la alegría de compartir con los amigos una caña, o un café.

Querido Alex, en parte me da pena la soledad de la peseta, sin embargo, me siento privilegiada, porque desde su rendija, nos muestra imágenes que se niegan a quedarse contenidas en una fotografía. Qué variopintas son las personas, cuántas historias hay tras ellas.

Rubia, tú vales mucho...

Gracias, Alex, por esta nueva entrega.

Besos y abrazos para los dos.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

No te puedes imaginar, Mari Carmen, cómo se bebe, sobre todo en Madrid. Y si ha ganado algún equipo futbolero de la capital, para qué te cuento. No estoy pensando en ninguno que haya perdido ¡eh!. No, no, que en todas las casas cuecen habas. Lo digo porque el otro día, no sé qué partido o que liga se jugó y ganaron (yo no entiendo de eso) y no había ni una silla libre en toda la Gran Vía, y la peña bebiendo, pero bien. Así que eso de los 3.000 euros que dice la Rubia, y que nos parecen tantos, pueden no serlo. Yo también estoy de acuerdo contigo, si no tenemos para un güisqui caro, pero sí que nos alcanza para uno barato, ¿por qué nos vamos a privar? Lo que nos llevemos dentro, hacienda no nos lo choricea.

No te preocupes por la Rubia, Mari Carmen. Antes de llegar ahí, ha vivido mucho, y, aunque no lo parezca, tiene muchos recursos y una riqueza interior que para mí la quisiera. Es un poco cotilla, eso si. Y juega con ventaja: mientras que ella ve y oye, nadie sabe nada de su presencia. Solo lo pasa mal de verdad cuando limpian el mármol, con el amoniaco, lejías y cosas de esas. También se enfada conmigo, porque sabe que yo, viendo la poca industria que tenemos, reivindico las explotaciones de nuevas navieras y siderometalúrgicas, entre otras, y ella no quiera oir hablar de fundiciones.

Es verdad, gracias a sus recuerdos, a sus notas, a veces garabateadas y casi ilegibles, refrescamos la memoria con esos acontecimientos, casi olvidados, que no están tan lejos. Habrá que cuidarla. Ya veremos.

Mari Carmen, que muchas gracias, por tu cercanía siempre. Da gusto viajar con un pasaje tan cariñoso, siempre dispuesto a suavizar los baches del camino, a veces tan ingratos. Muuuuuchos besos.

CARMEN dijo...

Seguiré con mucho interés este diario, Alejandro.

Un abrazo

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Gracias, Carmen. Serás una amiga estupenda de la Rubia. Los dos te lo agradeceremos.

Otro abrazo para ti.

Mila Aumente dijo...

Hola,Rubia, igual que tú ando un poco apartada del mundo. Sin embargo al pasar por aquí, y volver a verte, he sentido un acercamiento a ti que hace que me sienta bien por dentro y por fuera.Porque como bien sabes, el interior es una cosa y el exterior otra bien distinta. Y es qué, a pesar de la opinión de algunos sobre la teoría de que todas las rubias somos tontas, tú eras tan lista que todos te recordamos con cariño. Y yo, que también soy rubia (eso sí, de bote) me miro en el espejo y me gusto... ¿Por qué será? Ja,jaja.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Mila, eres original, aunque también seas rubia, y genial. ¿Tontas las rubias? Nada de eso. No hay más que veros, verte a ti cómo te miras en ese espejo tuyo, tan particular, tan agradable a la vista, con capacidad de gustar. Eso solo lo consiguen las personas inteligentes.

Mi rubia te manda muchos besos y te pide que corras los caminos que ella, por las circunstancias, no puede transitar.

Muchos besos.

Anónimo dijo...

Mucho cuidado con la Srta. Sally Emmy Aquino Santos (PERU-LIMA) ya que tiene procesos legales, carencia economica, verificar muy bien sus datos, sobretodo el domicilio de su DNI si son los actuales, son del tipo de personas INQUILINAS vividoras que se aprovechan de la buena fe de las personas, esto en complicidad de su madre, ya estan advertidos!!!

Anónimo dijo...

Necesitamos tu ayuda, veni y si te gusta inscribite. Gracias

http://tinyurl.com/c3a6bpb

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi admiradísimo Alex:

Formidable texto, como todos los tuyos. Realmente leerte es un bálsamo. Ya te diré porqué.

Has nombrado a un personaje: Ángel González. No sé si por casualidad o a posta.

Sí. Lo tienes todo. Maestro literato y, sobre todo, un ser humano excepcional.

Tal vez no tengas algo, es pura nimiedad, pero yo te lo ofrezco. Está inspirado en un texto de A.G.

Acto de Amor
Le confesé:
-Me gustan tus palabras-
Y él dijo:
-¿Te gustan habladas o escritas?-
-Habladas-,
respondí sin oscilar.
E igualmente sin oscilar
depositó su boca en mi mano y marchó mudo.

Besos sentidos de una admiradora que bien te estima.

Cris.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Cris, te agradezco el tiempo que dedicas a leer y comentar el diario de mi Rubia. Eres muy atenta.

Nombrar aquí a Angel González no es casualidad, ni una intención literaria. Ha sido algo imprescindible, obligado. Ya te contaré otro día ese motivo ineludible.

Te agradezco la confesión de este acto de amor inspirado en el texto de A. González. Es una muestra más de la sensibilidad que te acompaña cuando hablas, cuando escribes, cuando sientes.

Muchos besos, envueltos en mi sentido agradecimiento.

Alex

دردشة ومنتديات عراقنا dijo...

اجمل دردشة عراقية رومنسية ترفيهية يظم كافة العراقيين والعرب والاجانب
شات عراقنا
دردشة عراقنا
جات عراقنا
شلة عراقنا
عراقنا