domingo, 1 de mayo de 2011

CABAL




Solo pidió cobrar por lo que hacía,
sin extras ni propinas bajo cuerda.
Eso no alimentaba ni lucía,
pues arreglos y apaños ¡pura mierda!
*
Su lema: la honradez, antes que nada,
para exigir justicia cada día
y no acabar tirado en la estacada,
sin aprecio, con rezo y letanía
como este o el otro camarada,
vendido sin jornal, sin luz ni guía.
*
Nunca quiso regalos ni favores,
ni invitaciones caras y sin vuelta,
porque en besos pagados no hay amores
y palabra, si atada, no anda suelta.
------------------------

14 comentarios:

Alejandro dijo...

Os pido disculpas por esta falta de estétita. No sé si me creeréis, he escrito la entrada 7 veces. Tampoco puedo copiar, por eso es dificilísimo poner un relato más largo. Después de tanto esfuerzo, no ha podido quedar mejor. Sintiéndolo mucho, dejaré de poner entradas en este blog.

Alejandro

Alicia Uriarte dijo...

Alex, si alguien me pediría describir a un ser que no vende su alma le entregaría este bello poema. Si todos fuéramos tan cabales, otro gallo nos cantaría. El problema es que unos pocos, jugando sin escrúpulos, quieren el dinero rápido ganado con el trabajo de muchos.

Un abrazo.

Alejandro dijo...

Gracias, querida Alicia, me has cogido peleándome con estos inventos de la informática que, aunque parezca mentira, pueden conmigo. Intentaré poner la foto otra vez, merecía la pena.

Efectivamente, el problema que nos mina es que queremos ganar mucho en poco triempo y trabajando lo menos posible. Así está el mundo: unos pocos queriéndose comer a la mayoría.

Un beso, amiga fiel, amiga diligente.

Alex

Manuel dijo...

¡Que no me entere yo, Alex!.

Tu a escribi rdonde sea y, mientras sean cosas como este poema, a escribir y mucho.

¿O te pensabas que la labor del poeta es echar requiebros a las chicas guapas?.

Yo se que no, Así que a trabajar y si tienes problemas informáticos, me consultas.

"Porque el canta bajo, canta solo
y es el suyo un canto para dentro,
y raciona la voz, y da solo un poco
y así transforma "demandas" en "lamentos".

Un abrazo acompañado.

Alejandro dijo...

Querido Manuel, no entiendo nada de esto. Lo tengo que hacer así por no picar, letra a letra, las seiscientas palabras de un cuento. Al final aprenderé a contar las sílabas y los versos. Toda la vida haciendo de contable, es lo que tiene. Lo malo va a ser si aprendo, igual luego se me entiende menos.

Qué bueno eres, Manuel, hasta en lo que está mal ayudas. Me ha gustado la estrofa de tu comentario. Intentaré no transformar las demandas en lamentos, mejor que los lamentos se transformen en gestos de alegría. También en eso nos ayudarán las chicas guapas. Requiebros y cariños habrá para ellas.

Un abrazo fuerte.

Alex

Rosa dijo...

Alejandro no se te ocurra pedir disculpas por nada y aún menos por “falta de estética”, porque la estética en este poema va unida a él. Me ha encantado leer poesía tuya, porque no es lo habitual… Un placer.

Por si te vale, yo he tenido problemas a veces para poner las entradas, hasta que descubrí que si entras por Mozilla y no por el Explorer, las cosas van mucho mejor. Inténtalo, a ver…

Un abrazo con mucho cariño

Mari Carmen Azkona dijo...

Alex, no sé que hacer contigo...¿ Qué es eso de que vas a dejar de poner entradas? ¿Y lo de la estética? Yo veo un buen poema, no sé si con estética o no, yo desde luego lo veo bien, pero sobre todo veo un poema con mucha ética que es lo que me importa.

“ Su lema: la honradez, antes que nada,
para exigir justicia cada día”

No quiero palabras vacías ni bellos juegos con la nada, quiero palabras que me lleguen y me despierten un sentimiento y las tuyas lo hacen.

Alex, intenta lo que te dice Rosa. Cambia de explorador, a mí también el Explorer me daba problemas, desde que tengo el Mozzila ninguno.

Ni se te ocurra repetir lo que has dicho, antes desalojo mi blog y te lo cedo.

Besos y un fuerte abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Rosa, con amigas como tú entradas con tan poco arte parecen otra cosa. Gracias por tus palabras.

Toda la vida con el Explorer ese, al que me había acostumbrado como al chocolate con almendras y ahora me recomiendad la nocilla, digo la Mozilla. He hecho algunas pruebas y creo que eso me puede resolver el problema y el agobio.

Gracias,otra vez.

Besos.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Bueno, Mari Carmen, no me riñas más que bastante tenía sintiéndome como un inútil ante las dificultades del desconocimiento. En cualquier caso, tengo que actualizar las apariencias y configuraciones del blog; creo que hay nuevas versiones en los navegadores que no reconocen ya ni los colores de estos fondos que tengo. Nadie tiene la culpa, solo yo. Lo resolveré. Tranquila. La idea que me ha dado Rosa, según alguna prueba que he hecho, puede servirme.

Tú eres la que no tienes que repetir eso de desalojar tu blog. ¡Que no me entere yo! Antes vendemos este en cualquier rastrillo de todo a €uro.

Querida Mari Carmen, qué buena eres. Y encima me hablas de éticas y estéticas. Siempre tengo razones para estar agradecido a la suerte que me deparan los caminos de la vida, aunque algún blog no funcione y me cabree.

Gracias por todo, amiga.

Muchos besos y abrazos.

Alex

Emilio Porta dijo...

"Nunca quiso regalos ni favores,
ni invitaciones caras y sin vuelta,
porque en besos pagados no hay amores
y palabra, si atada, no anda suelta"

Alex...contigo la palabra es siempre de ley...lo del orden importa menos, aunque lo desees. El orden muchas veces va asociado a la injusticia. Y eso a nosotros nos subleva. Nos ha debido sublevar mucho y nos ha rendido poco. Así nos va a la sociedad. O es que a veces el deseo no puede con la realidad. Qué quieres que más te diga...si eres...lo mejor. De verdad lo creo, lo siento así. Que gran escritor y que gran tipo...

Mila Aumente dijo...

Querido Alejandro, opino como Emilio: eres un gran escritor y un gran tipo. Es una suerte tenerte de compañero y amigo.
"En besos pagados no hay amores". Eso demuestra que no se puede comprar todo en la vida.
No me sorprendes como poeta porque, para mí, eres un gran escritor que domina todos los generos literarios.
Un abrazo grande.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Tu palabra, querido Emilio, es oro del bueno, tanto que hace brillar a su destinatario -en este caso concreto- más de lo que merece. Pero así es el cariño. Lo sé. Lo importante es saber agradecer el regalo de sentirnos queridos y nunca presumir del color de las flores más allá de quien las cultiva.

Ese, Emilio, debe ser uno de los órdenes de nuestra vida, aunque el desorden y la injusticia -como dices- nos subleven tantas veces. Hoy, como tantas, me has obsequiado con otra gran lección de talante y actitud.

Recibe, como siempre, el abrazo que mereces.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Tus palabras tan generosas, como las de nuestro Emilio, querida Mila, me colocan en un plano que no me corresponde, creo que no es el mio ese sitio tan distinguido. Acepto tu cariño y sabes que lo agradezco. Ese es quizá lo mejor que tengo, el aprecio que me dais los demás y que no sé cómo pagar, porque es impagable.

Si eso, Mila, pudiera pagarse -sé que hay alguien que lo hace, pero entre nosotros no existe esa feria-
no sería aprecio de calidad; sería otra cosa muy lejos de nuestro alcance, porque, como tú dices, en la vida no todo se puede comprar. Y eso, menos.

Recibe un abrazo fuerte, con el cariño de siempre.

Alex

Lunettes de soleil dijo...

vous fashion.thank pour le partage