domingo, 11 de octubre de 2009

DE NUESTRA LIBRERÍA...

CERCLE - AL OTRO LADO DE LOS PIRINEOS es una novela de aventuras, con personajes y escenarios históricos de la Edad Media (s. XIII). No dejará indiferente a ningún lector, sobre todo a quienes gustan de la buena literatura, de la intriga y de una estructura amena y llena de acción.
El autor, ANTONIO CASTILLO-OLIVARES REIXA, compañero nuestro en esta "blogsfera", ha dispuesto sus narraciones con orden cronológico, hecho que facilita el seguimiento de la trama a lo largo de sus cuatrocientas noventa y nueve páginas llenas de intensidad y conflicto, que cautivan al lector desde el principio hasta el fin. No dejéis de leerla.
Los personajes principales, casi treinta, están tan bien caracterizados que desde las primeras páginas nos identificamos con ellos. Con psicologías e idiosincrasias diferentes, a veces opuestas, son capaces de convivir y luchar unidos por un objetivo común: apresar a los herejes fugitivos y rescatar el tesoro y las reliquias sagradas. ¿Lo conseguirán? Averiguarlo os resultará fascinante.
Antonio ha sabido salvar muchas dificultades para ofrecernos un texto fácil, comprensible, dinámico. Se ha esforzado para que su discurso quede al servicio del texto y no para lucimiento propio. La palabra concreta, limpia de abstractos y calificativos innecesarios, hace que sus relatos lleguen al lector con una nitidez que se agradece en todos sus capítulos. Ello a pesar de suministrarnos una galería de trebejos y atavíos de la época que requiere el uso de un lenguaje específico que hoy no usamos. Pero no importa, porque Antonio hace que los personajes hablen con gestos y palabras tan actuales que se hacen entender en todo. No obstante, la dificultad de algunos vocablos nos invitará a investigar su significado, comprobando que se trata de voces cercanas aunque estén lejos en el tiempo.
Las descripciones que nos regala el autor en esta novela no cansan. Al contrario. Lejos de paralizar la acción, busca el equilibrio para que nunca se detenga el trote de los cruzados a la grupa de sus corceles, sin dejar de regalarnos conocimientos culturales propios del costumbrismo de la época. Aunque sólo sea por eso, merece la pena leer CERCLE, que, igual que yo, la calificaréis como un verdadero lujo de la creación literaria. Además, si todo lo comentado os parece poco, Antonio nos lleva de la mano en momentos muy concretos por lugares históricos que, aunque cercanos, están AL OTRO LADO DE LOS PIRINEOS. ¡Os gustará! Ya me lo diréis.

53 comentarios:

Anónimo dijo...

Una recomendación de Alejandro es toda una garantía. Buena reseña que incita a descubrir esta novela que tanto apunta en las palabras del crítico.

Port

Mari Carmen dijo...

Gracias Alejandro por la recomendación, seguiré tu consejo y leeré la novela, por eso y porque...me gusta la novela histórica, aviva mi curiosidad y siempre me incita a rebuscar cuánto de realidad hay. Porque se desarrolla en la Edad Media, Mal llamada época oscura, donde un velo de misterio lo cubre todo, los cruzados, los templarios, las catedrales...Porque se desarrolla tras los Pirineos, qué mejor escenario donde desarrollar una novela sobre cruzados, con ello además de avivar mi curiosidad, se despiertan mis recuerdos...Además intriga y acción...Creo que me has convencido.
Un beso.

Alejandro dijo...

Gracias a los dos, Port y Mari Carmen, sé que os va a gustar la novela de Antonio Castillo. En sus páginas vais a encontrar todo eso que apunta Mari Carmen y mucho más.

Besos

Alex

Manuel dijo...

Alex, gracias por la reseña. Me encanta la novela histórica siempre que haya sido correctamente documentada y tenga "gancho" en su estructura.

Prometo buscar el libro y decdicarle las horas de placer que necesite.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mari Carmen...no sabía que en tu anterior reencarnación habías sido Cruzado...y menos Cruzado en Pau o sus alrededores...Uno nunca termina de asombrarse en la Blogsfera...

Port

antonio castillo dijo...

Alejandro, amigo, has conseguido hacerme morir de vergüenza. No merece tanto elogio mi novela, ni la décima parte. Para empezar, todos los socios somos. por lo menos, buenos escritores, algunos, y no quiero citar nombres, pero todos los conocemos, literatos de élite dentro de las letras españolas de hoy en día. Es decir, nada que ver con lo mío, yo soy, objetivamente hablando, de los tres o cuatro más destacados, por abajo, y no me importa decirlo, incapaz de poner veinte palabras seguidas sin incluir alguna falta de ortografía e incapaz de hacer una buena descripción o un poema mediocre. No es este el foro donde se debe ensalzar "Cercle". Porque si, por supuesto que tiene su público, seguramente gente que valora la novela histórica, decimonónica, como dice el bueno de Santiago sin exigir un gran nivel lingüistico, pero aquí la mayoría sois poetas, aunque escribáis en prosa, empezando por tí mismo y mi literatura, de verdad, no va dirigida a vosotros. Vosotros requerís estructuras más complejas, de una arquitectura más sublime, de lo contrario el mensaje os parecería pobre. De todas maneras gracias, Alex, y ahora si, que lo sepa todo el mundo, no tengo más remedio que invitarte a comer, y lo digo, porque a nadie le puede quedar una sombra de duda, se que me has ensalzado porque te ha gustado la novela, pero ello no significa que sea buena, lo que te ha gustado es la humanidad de sus personajes, pero eso es otra cuestión. Un abrazo.

Mari Carmen dijo...

Aunque adoro Francia, no conozco Pou.
He visitado Poitiers, el Valle del Loira, la Bretaña, Chartres, Paris...lo más cerca que he estado de los Cruzados fue en Carcassonne y en esa zona... ya sabemos lo que hicieron los Cruzados con los Cátaros.
Yo creo que fui caballero del temple Por eso adoro las dos iglesias templarias navarras: Eunate y Santo Sepulcro (os recomiendo su visita) y por eso caminé tras las huellas de los templarios por tierra Lusa hasta llegar a Tomar, última encomienda de la orden tras su expulsión .

Alejandro, siento esta incursión, pero como tú dices...este Emilio, es que no para. Creo que nos va a cobrar el alquiler de su blog del otro día, además de las cervezas y el café.

Un beso para los dos.

Mari Carmen dijo...

¡Hay que ver que cursi estoy hoy! dos veces el verbo adorar en el mismo texto.
Querido Alejandro, trasmítele a Antonio Castillo de mi parte (cuando no te oigan los poetas), que puede haber más poesía en una bella prosa que en algunos versos.
Un abrazo a todos.

Alicia dijo...

Antonio, bienvenido al club de los que disfrutan de lo que hacen. No sé como será tu libro pero estoy segura que mucho mejor de lo que tu lo vendes.
¿Haber si va a ser que has oido que los grandes se comen a los chicos? Sin embargo eso ocurre en el mar. En esta Blogosfera los grandes ayudan a los pequeños y los pequeños, con su ilusión, son capaces de ayudar a arrancar el motor que a veces se les gripa a los grandes. Creo que todos somos viajeros del mismo barco dónde cada uno tiene su lugar en un instante. Ese instante en el que tu estás satisfecho con lo que has hecho es lo que vale. Si además en otro instante descubres que hay alguien que aprecia tu obra, pues miel sobre hojuelas.
Bueno Antonio y para que veas que todavía hay personas con estructuras más simples que las tuyas y que disfrutan de lo que hacen me pongo de ejemplo.Si no me crees tengo referencias. Suerte con el libro. Con los amigos está claro que ya la has tenido.

Alejandro, hoy para ti sólo el agradecimiento por dejarme pasar por aquí sin cobrarme ningún canon.

Un abrazo a ambos

Alejandro dijo...

Manuel, no voy a añadir más argumentos de venta a la novela de nuestro Antonio, aunque en mi reseña he sido bastante recatado. Sólo te diré que contiene todos los ingredientes para gustar a cualquier lector. Prometo que empecé su lectura sin intención de comentarla, sino por mero placer. Me ha gustado, y como os considero buenos amigos, que merecéis participar de lo bueno que uno siente, es por lo que os recomiendo su lectura. Espero que disfrutéis con ella tanto como yo.

Un abrazo.

Alex

Alejandro dijo...

Mari Carmen, Alicia, me encanta que toméis posesión de mi casa y que la consideréis como vuestra. Y me encanta además que dediquéis vuestros comentarios a Antonio y su obra. Él es el protagonista de mi entrada y él debe ser el destinatario de los buenos deseos de todos. Lo que le pasa es que no quiere creerse que es un buen escritor y un gran currante. Cualquiera que no tengamos su fuerza podemos sentirnos cansados sólo de pensar en las horas que ha dedicado para reunir tanta documentación. Mientras leía lo pensaba, y creedme que no me daba sueño porque la novela es tan atractiva que no me permitía ni un descanso. Le traslado vuestra admiración. Para vosotras, mi cariño.

Alex
P/D: Hoy no he visto por aquí a Emilio, es tan polifácetico, tan inquieto, y tiene palabras para tantos discursos que quizá está esquiando. Ja, ja, ja...

Alejandro dijo...

Vamos a ver, querido Antonio, ahora que estamos solos, ando yo aquí como Ramonet el Charlatán intentando vender tu libro a ver si sacas para esa comida que me debes y sales diciendo que aunque me haya gustado a mí tu novela no significa que sea buena. Pero bueno, hombre de poca fe, es que ¿tú crees que a mi me gusta cualquier cosa? Sobre gustos no hay normas, vale, pero yo no consiento calquier cosa, la prueba está en la cantidad de libros que abandono cada año antes de la página veinte. Tengo que insitir, ahora fuera de bromas, que has tenido la pericia de crear una obra asequible. Asequible no quiere decir fácil sino, a veces como en este caso, todo lo contrario. Y lo digo en el texto de mi entrada. Hacer una lectura asequible, comprensible, con garra, es difícil. Eso, precisamente, es lo que da calidad a CERCLE... Lo fácil es escribir sólo bonito y no encontrar mensaje en lo que se lee. Eso no es bueno. Eso no tiene mérito, aunque parezca elegante y haya críticos que se empeñen en vender lo invendible. Habrá alguien que diga, puesto a decir, que la novela es mala porque en una palagra aguda falta el acento. Erratas. Todos hemos visto en alguna obra de mucho renombre y postín alguna frase mal construida, imcomprensible, y, aunque no gusta, tampoco pasa nada. A ver si ahora tú, que estás reponiéndote del primer parto, vas a decir, sin ningún motivo, que el niño es feo. ¡No te lo consiento! Ya lo sabes. A tí lo que pasa, querido Antonio, es que eres un gran artista, como comentaba el otro día en el blog de Emilio acerca de unos versos de Pessoa ("No soy nada./Nunca seré nada./No puedo querer ser nada./
Aparte de esto, tengo en mi todos los sueños del mundo). Y yo recordaba lo que sobre SER o no ser dejó dicho Oscar Wilde, que lo reproduzco con su permiso, con el de nuestro amigo Emilio: "Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista". Por eso tú tampoco quieres ver las cosas como son. Tu ERES.

Un abrazo.

Alejandro

Anónimo dijo...

"Creo que todos somos viajeros del mismo barco dónde cada uno tiene su lugar en un instante"...no son mis palabras, sino las de una compañera. Pensaba hace unos minutos lo absurdo que es el mundo...damos valor a las cosas en función comparativa...¿De qué presumimos?...Cuando alguien se encuentra una persona, un escritor como tú, Antonio, a uno le da verguenza haber pensado, alguna vez, que era especial...¿Qué es eso de creernos nadie mejor que nadie?. Cada vez estoy más cerca - al menos en mi intento interior - del que nada se considera. Porque tener un "pequeño don" de comunicar en armonía a través del lenguaje escrito es algo para dar gracias, pero no para levantar la cabeza ni mirar por encima de nadie...Las únicas personas a las que de verdad admiro es a las que dan en silencio, con una sonrisa, y no son altivas...¿Altivez de qué? ¿Pero quienes nos creemos que somos?
¿Es que tenemos alguno más valor que otros menos dotados para el arte, y no es tu caso?. Lo que llamamos bondad, honestidad, compañerismo, generosidad, ausencia de egoismo...vale más que cualquier pieza literaria individual que sirva sólo para ensalzar el ego...Seguro que tu novela es estupenda, pero, sobre todo, lo es porque lo que importa es quien demuestras ser tú. Ni tus libros ni los míos ni los de nadie valen más que el ladrillo de adobe hecho para construir la choza refugio en un poblado africano. Ni más que el aceite prensado por el molinero, ni más que la herida curada por el ayudante sanitario de una clínica o un hospital...Reconocimientos, honores, vaya mierda...Está bien el apoyo, el calor sentido entre nosotros...pero qué poco vale el honor del que se cree superior a otros por ser admirado en la polifonía literaria. Por eso me gustan actitudes como la de Alejandro, que es un gran escritor pero es mi amigo por cómo es persona...o la tuya, Antonio. Cuánto tenemos que aprender todavía...
"No soy nada, se que no soy nada, aparte de esto, tengo en mi todos los sueños del mundo.." Si, sin duda, esto es lo mejor que escribió Pessoa.
Y lo mejor que escribió Francisco de Asís fue sonreir en su elegida sencilla vida y, encima, compartir lo poco que tenía. Y lo mucho que era. Y cómo él, otros muchos.
Un abrazo

Port

Anónimo dijo...

Mari Carmen, me has quitado un peso de encima...me ha despertado una música y, aún en medio sueños, se me ha aparecido la Blogsfera como un campo verde, lleno de flores por los que cabalgaban caballeros cruzados vestidos de blanco con una gran cruz roja, gritando !Muerte al infiel!. Al saber por tu comentario que tú no eras un cruzado me he quedado más tranquilo...Lo del Temple me gusta mas...eran un poco brujos - un poco brutos también hasta que el gran maestre conoció a Dan Brawn, ya muerto...- pero si, heterodoxos, eso está bien. Y, además, tuvieron que enfrentarse a la Inquisición. Pero vamos, el caso es que lo tuyo con la Edad Media me parece más bien estético que ético, así que, mira, tú puedes ser lo que quieras, hasta Ivanhoe o el caballero Lanzarote del Lago. ¿Te gusta el tema, ¿eh?. El otro día asistí a una conferencia sobre los libros de caballerias, el Amadís de Gaula y el Tirant lo Blanc. Estuvo muy bien. Me encantaba de pequeño imaginar que era un guerrero.
A todo esto, ¿qué hago yo en esta página como si fuera mía?. Ah, si, es de Alejandro así que...da igual. No le respeto la "patente".
Alex, un abrazo.

Port

Alejandro dijo...

Querido Emilio, qué bien que hayas aparecido para poner un poco de orden en medio de los desvaríos de Antonio. Que si yo no, que si yo no... Siempre está igual este chico, y es que no se ha dado cuenta todavía de lo bien que escribe. Yo le comprendo porque sé lo mucho que se sufre y lo poco que uno es ante la batalla de hacer algo como lo que él ha hecho. Y no voy a añadir nada a tus palabras, no sería capaz de decirlo mejor ni más claro ni con tanta eficacia nicon tanto magistrio aleccionador.

Otra cosita, no sabes cómo me honras tomando este espacio como tuyo. Sabes que me encanta te sientas tan a gusto aquí como yo en tus dominios. No me faltes, y si es para reunirte con nuestras amigas, las de la ribera del Nervión, pues el doble, el triple, de contento. Con vuestras pinceladas históricas y referencias literarias aprendemos mucho.

Abrazos para todos.

Alex

Emilio dijo...

Es que somos una especie de "dupla", en esto de los comentarios, Alejandro...alguna de las cosas que digo las podrías firmar tú...y viceversa. Yo creo que tú eres un escritor como la copa de un pino...pero eso no vale nada sin lo que yo llamo "bonhomia"...y no digo más porque luego sale el tema de los halagos...claro que espero que se vea que, en el anterior comentario, no hay "halago" sino rendición de justicia ante lo que sabemos de Francisco de Asís, o de Juan de Dios, o de tantos otros que se marcharon en silencio pero quedaron en el alma de los otros...Fíjate si soy raro que, con todo lo que digo del tema Dios - nada, en realidad, no el tema, sino lo que comento - luego pongo de ejemplo a estos dos o al obispo dimisionario de Palencia que se fue de misionero y a la luchar por los que menos tienen...Pero, en fin, tú si me entiendes, ¿no?. Espero que Antonio sienta el valor, no sólo de su obra, sino de su vida. Poco le conozco, sólo por algunas palabras, pero me parece un gran tipo.
Un abrazo.

Mari Carmen dijo...

Antonio ¿Ves cómo la prosa puede ser tan bella como la poesía? ¿Ves cómo puede estar llena de mensajes, contenidos y sentimientos? Alejandro y Emilio te lo han demostrado. No hace falta buscar estructuras más complejas, como tú dices que hacen los poetas.
Las palabras más sublimes parten de nuestro interior, sólo hay que dejar que afloren, da lo mismo que sea en un poema, en una novela o en una canción.
Lo importante es conseguir realizar nuestros sueños...lo has hecho, tienes que estar orgulloso, lo que opinen los demás...es problema de ellos.

Emilio, puestos a elegir, creo que tienes razón...elijo ser Ginebra junto a Lanzarote del lago. Y si, me gustan los libros de caballería...como todo aquello que haga volar mi imaginación.
Que lastima que no haya podido acudir a esa conferencia sobre los libros de caballería.
El año pasado, decidí pasar parte de mis vacaciones en vuestra ciudad. Tuve la dicha de poder acudir a una exposición temporal, organizada por la Biblioteca Nacional, para celebrar 500 años de los libros de caballería. La exposición, no podía ser de otra manera, sobre Amadís de Gaula.

Un beso a todos.

Mari Carmen dijo...

Querido Alejandro, esto se está convirtiendo en una rutina que sé que no te molesta. Nos ocurre como a tus caracoles (sin que nadie piense mal) ¿en tu casa o en la de Emilio?...es donde mejor café sirven.
Un beso.

antonio castillo dijo...

Alejandro, gracias de nuevo. Lo cierto que en el fondo tienes mucha razón, si estoy profundamente enamorado de mi novela, mas soy un "padre" consciente de sus limitaciones, y tal vez un poquitín vanidoso y prefiera echarla yo por tierra antes de que lo hagan otros. En fin, soy muy feliz cada vez que alguien me dice que le ha gustado, también, aunque parezca mentira, cuando alguien me dice, con mucho respeto, bueno, falla aquí y allá, pero es meritoria tu labor.
Agradezco grandemente a Port sus sabias intervenciones, siempre tomo nota de ellas, y a Manuel su interés.
Aquí os informo de que es ya muy dificil encontrar algún ejemplar (Y no precisamente por que se hayan vendido bien), así que, el que esté interesado me lo pide y le hago llegar uno de los que conservo. Precio... hummm, para los socios, me parece que va a ser muy barato... ¡Qué menos!
En cuanto a Alicia y Mari Carmen: ¡Por favor, tenéis que haceros socias de Erabradomin! No podemos seguir sin vosotras como miembros (o "miembras" si preferís) de pleno derecho. Aquí reflejo mi sentir y sobre todo el de nuestro Presidente, Miguel Ortega, nos gustaría contar con vosotras para la cena de la asociación, que seguramante se efectuará el sábado 14 de Noviembre. Bueno, si es de vuestro agrado, faltaría más, No os lo toméis mal, es que vuestros comentarios levantan grandes simpatías entre todos los socios, al menos ese es el sentir general, me parece. Gracias por vuestro aliento.

Alejandro dijo...

Emilio, pues claro que firmaría lo que dices, igual que tú rubricarías muchas de mis apreciaciones. Estoy de acuerdo contigo en lo que dices de la bonhomía. Si no se tiene eso, nunca se podrá llegar a ningún objetivo con un mínimo de calidad. ¿Cómo una mala persona puede ser un buen profesor, o un obispo? De ninguna manera. Tampoco podrá ser un buen escritor, ni un pintor brillante, ni un político que convenza. Yo doy por hecho que, cada uno con nuestros defectos, todos somos buena gente. Hay quien no lo es, pero a lo peor el mal no está en él, sino en las circunstancias que le rodean. También en eso hay que ser cauto e indulgente, sin olvidar que todos los caracteres no son simpre compatibles. En fin, no quiero enredarme en esto porque estoy seguro que entraría en un jardín en el que sólo haría destrozos. Cuando hablas de dioses y santos también te entiendo, igual que tú a mi, aunque no pensemos en esto, como en tantas cosas, igual. No importa, ninguno de los dos vamos a emprender la imposible tarea de convencernos. Es mejo que nos respetemos, más elegante, más eficaz y más barato. Y hablando de esto -y termino- me viene al recuerdo con una sonrisa la frase que tanto repetía el poeta, colaborador de radio, Antonio Garmendía: "Dios no existe, y Él lo sabe".

Hasta cuando quieras, hermano.

Abrazos.

Alex

Alejandro dijo...

Querida Mari Carmen, por favor, cómo me va a molestar que dos amigos prefieran mi sala para tomar el café o la cerveza mientras habláis -escribís- de cosas tan interesantes, con las que nos hacéis pensar y aprender. Sois un lujo. Siempre seréis, más que bienvenidos, esperados y recibidos con placer. Me has hecho mucha gracia con eso de los caracoles ¿en la casa de Emilio o en la mía? Ja, ja, ja. En las dos.

Besos
Alex

P/D: ¡Ah! Mari Carmen, Felicidades a todos los vascos por lo que os toda del Premio Nacional de Narrativa.

Alejandro dijo...

Antonio, me alegra saber que has visto en tus entretelas la alegría que proporciona eso de sentirse enamorado de la propia obra. ¿Que somos vanidosos? Todos. Lo importante es saber administrar la vanidad. ¿Que tenemos defectos? Pues claro, somos humanos. También aquí tenemos que saber valorar los errores y aprender de ellos, agradecer la crítica constructiva y, a partir de ahí, buscar la perfección, siendo conscientes de que nunca la conseguiremos, pero esa será la escalera que nos hará progresar. Como dice Emilio que dice una compañera, todos estamos en el mismo barco y cada cual (esto lo digo yo) tenemos una misión que cumplir. Y a propósito de esto, el curso pasado leí una novela de Dolores Medio (Diario de una maestra, que recomiendo), de la que copié una frase de un discurso de su protagonista principal (el profesor y conferenciante Máximo Sáenz): "Todos tenemos una misión que cumplir y sería desleal faltar a ella". Tú sentiste la llamada de esa misión y la cumpliste, fuiste leal contigo mismo y con los destinatarios de tu esfuerzo. Sólo debes sentirte reconfortado por ello; como mínimo en la misma medida en que los demás te lo reconocemos.

Una provocación: Por qué no nos vas contando, aunque sea por capítulos, el transcurrir de la vida de Marie, desde que se escapa con su corcel dejando maltrechos a los cruzados de su mesnada, heridos, casi moribundos algunos. Mira que si se encuentra con un Conde de Castilla y se enamora... Tú dirás.

Un abrazo, amigo Antonio.

Alejandro

Mari Carmen dijo...

Querido Alejandro:
Gracias por las felicitaciones, por lo que como vasca me toca (además es vizcaíno), pero en este caso nos tenemos que felicitar todos.
Tengo ganas de que traduzcan la obra de Kirmen Uribe. Contar la historia de tres generaciones utilizando diversos géneros: poesía, diario, cartas y ensayo, ¿a qué resulta interesante?

Tecnología

Mi abuelo no sabía leer, tampoco
sabía escribir. Sin embargo, era conocido
por las historias que contaba. Él encendía,
rodeado de críos, las fogatas de San Juan.

La caligrafía de mi padre era inclinada, elegante.
Tejía el papel con precisión,
como si esculpiera sobre la pizarra.
Todavía tengo la postal que envió desde la mili:
"Yo bien, tú bien,
mándame cien".

Nosotros mandamos
mensajes electrónicos.
Es cierto: en tres generaciones hemos recorrido
un largo trecho en la historia de la escritura.
De todas formas, las preocupaciones, los miedos
son los mismos de siempre, y lo seguirán siendo:
"Yo bien, tú bien..."

Kirmen Uribe

Espero que Antonio acepte tu provocación...estaré expectante.
Un Beso.

Rafael dijo...

Hace unos días al leer un comentario con el que respondías a Antonio que darías cuenta de quién era cuando terminaras de leer su novela, estuve tentado de secundar tu afirmación de que para nada es manco, a Antonio Castillo-Olivares Reixa le gusta pasar como sin hacer ruido, lo dije una vez y lo volveré a repetir cuantas veces sea necesario. Queda bien claro en la estupenda y amplia reseña que nos ofreces, queda patente que por mucho que quiera esconder su obra tras la cortina, le vamos a buscar para agradecerle lo que es, un ser humano y un buen escritor.
Y cualquier escritor quedaría gratamente emocionado de recibir semejante reseña, yo sin duda la querría firmada, hasta con hora y fecha, no ya como escritor que no lo soy, si no como lector.
Un saludo.

Alejandro dijo...

Mari Carmen, gracias por esa muestra que nos regalas de la obra de Kirmen Uribe, llena de realismo y sensibilidad. Tienes razón, todos tenemos que felicitarnos por un premio así porque -digan lo que digan de los premios- yo quiero entender que con la elección se nos ofrece una obra nueva a la que todos vemos como un trabajo importante que, cuando menos, merece nuestra atención. Si además de esto, los premios sirven para sacar de la sombra a buenos y honrados escritores, como supongo que es el caso de Uribe, doblemente contentos.

Yo también estoy expectante ante la reacción de Antonio.

Besos

Alex

Alejandro dijo...

Querido Rafael, agradezco tu comentario. Primero porque avala los argumentos que enumero en la reseña que hago de la novela de Antonio. Segundo porque veo que le conoces y también corroboras lo que digo de él como escritor. Supongo que tú le conoces personalmente más que yo, que le he "reconocido" a través de su obra. En lo que hacemos, sea de la naturaleza que sea, ponemos siempre nuestra huella, nuestras señas de identidad. Yo he visto en la literaura de Antonio a un buen escritor, y así lo he dicho, con honradez y objetividad. Me alegra que coincidamos. A esa coincidencia añado, además, que detrás de su relato hay un autor con etiqueta de buena persona.

Agradecido, recibe un cordial saludo.

Alejandro

Emilio dijo...

Que buena es la frase, Alejandro...qué pena que te hayas tenido que ir nada más acabar el acto. "Dios no existe y El lo sabe...!genial!" . Yo escuché una vez a un cura, jesuita, en mis tiempos de "ejercicios espirituales" una frase que también se me quedó grabada: "Cuando ustedes tengan dudas, o incluso crean que no existe Dios, no les preocupe, no crean, es lógico, pero vivan como si existiera" No está mal tampoco. Algo así le debiò pasar a Vicente Ferrer cuando la Iglesia no admitió su tipo de vida.
Ya sabes que ese tema, de todas formas, no nos separa. Es un tema de ideas, simplemente. Nos unen las actitudes y, yo creo, que el tratar de pensar que no estamos sólos. Tú, desde luego, consigues hacer felices a tus amigos. Yo, pensaba que también...aunque, parece ser, que no a todos. Quizás tenga que revisar algún comportamiento. Bueno, no importa...es que tengo que revisar, entre otras cosas, mi tiempo. Un fuerte abrazo.

Emilio

Anónimo dijo...

Que interesante lo de Kirmen Uribe, ¿no?. Seguimos aprendiendo. Es lo único que tengo claro: lo poco que sabemos, ademàs de lo poco - y lo mucho a la vez - que somos.

Port

Alicia dijo...

La obra de Kirmen Uibe está ya traducida¿Si no cómo la habrían podido leer los miembros del jurado que no saben eukera? Me dijeron que el primer capítulo en castellano está ya colgado por la red. La verdad que no lo he buscad

Emilio, hay una frase que mi madre utiliza mucho, es muy simple y es del argot popular. Además vale para entender muchas cosas:"Sólo a quien friega se le rompen los platos" No queriéndome meter en camisas de once varas simplemente recordarte que la perfección no existe, que no te castigues si algo no va del todo bien, que siempre hay dos partes, que tu no eres de los que no se quedan a ver cómo gira el mundo, si este se para eres de los que pretenden ponerlo de nuevo en movimiento sin pedir ayuda, a fin de cuentas eres ... de los que apuestas y por eso alguna vez has de perder.
El tiempo creo qué es quien la mayoria de las veces va poniendo las cosas y las personas en su sitio. Mientras tanto sé tan magnánimo contigo mismo cómo con los demás.

Un abrazo a todos y Alejandro, gracias por no instalar peaje.

Alicia dijo...

Emilio, lo siento,en el texto sobra un "no". Lo aclaro ya que dos veces negación dicen que es afirmación ¿No?

Repito la frase correctamente por qué, además de que me ha gustado, creo que es la que mejor define al Emilio que adivino entre lineas:
"Tu no eres de los que se quedan a ver cómo gira el mundo"
Feliz día

Mari Carmen dijo...

Tienes razón Alicia, disculpa mi error de sintaxis, está traducida por Ana Arregi y revisada por el mismo Kirmen Uribe.
Aunque la obra está publicada en euskera en el 2008, está inédita en castellano, sin embargo como tú dices, el primer capitulo circula por Internet.
Nada conocía de la obra de Kirmen Uribe, hasta que el lehendakari utilizó uno de sus poemas, en el acto de toma de posesión del cargo. Me gustó y sentí curiosidad. Me gustó su poesía porque es sencilla, sensible y cercana en los temas.
La obra en euskera fue gestada durante cuatro años. A sus recuerdos, le fue sumando poemas, cartas, documentos legales, y mensajes de Facebook (no digáis que no es interesante, para todos los que utilizamos la red)
Según palabras del autor “He tratado de abrir el género hacia formulas menos convencionales”, “En mi libro las historias aparecen y desaparecen como en pantallas de Internet”
Estoy encantada con este premio: por vasca, por original, por la juventud del poeta, como él se define, y porque con el premio “gano tiempo para seguir escribiendo” (estas son sus palabras que espero que cumpla).

Un beso.

Anónimo dijo...

Pues mira que bien que Kirmen Uribe ha sacado a la luz lo que tantos pensamos...que la Literatura, hoy, es una mezcla de géneros, que los géneros estaban muy bien para el pasado, para clasificar los libros en las Bibliotecas, en fin, para una sociedad más "corta" y con menos posibilidades creadoras en todos los campos. La palabra libre...!y a volar!. Y si se tiene algo que decir interesante, y bien dicho, se dice de una u otra forma...Eso es lo que estamos intentando en este proyecto de Blogsferatour, y de la Blogsfera, y, en general de Escritores en Red...¿qué alguien se ha adelantado? Pues estupendo...no importa...nosotros lo intentaremos y, además, no será exactamente igual. Al final, algunos no vamos a ser tan "iluminados". ¿Cómo que el "comentario" no es un género literario?. Pero puede ser literatura, es creación, es lenguaje y pensamiento vivo, es vida. Estupendo, aunque no lo haya leido, lo de Kirmen. Será mejor o peor, pero es exactamente lo que pienso de la creación literaria en el presente. Y, algo más: la cronología importa un rábano. Da igual poner una cosa escrita ahora junto con una cosa escrita hace tres años y luego volver a mezclar, ordenar, desordenar. La vida es fusión. Y todos mezclamos en nuestro interior pasado, presente y futuro. Eliot lo dijo hace más de cincuenta años en un poema maravilloso. El se referia a la vida. Pero es que la Literatura no está fuera de ella.

Port

Anónimo dijo...

Alicia...un montón de gracias por tu comentario y lo que dices respecto a mi. Me ha servido de reflexión, me ha ayudado mucho. Gracias por comprender. Y por ir más allá de las palabras.
1) "Sólo a quien friega se le rompen los platos" Sabia frase de tu madre.
2) Y si, no soy de los que se paran a ver como gira el mundo...aunque a veces, ganas dan...
Un beso Alicia, gracias de verdad.

Port

Anónimo dijo...

Y, para todos, !bienvenidos al Café Alexandroievski!. No sabes, Alex, el peso que nos quitas a todos de encima invitándonos a decir lo que nos de la gana en tu casa...Mira lo que está dando de sí la novela de Antonio...que todos la conozcamos, que él se sienta - seguro - feliz al ver como se le valora y aprecia, que nos vayamos después de cruzar los Pirineos, a otros paisajes...qué buen "catalizador" eres, Alex...

Port

Anónimo dijo...

Gracias por tus aportaciones sobre la novela (" el libro, en realidad ) de Kirmen, Mari Carmen. Aunque ya Cela dijo que en la novela cabe todo...tampoco veo la razón para que, incluso, no le cambiemos el nombre...Tampoco es la primera vez que se mezclan cosas en la Literatura Universal, incluso en la hispana. Pero con "coments" incluidos...Santiago, ahora si que tenemos que ponernos a trabajar un poco - o nada - y poner en papel algunas de nuestras cosas..Nos han abierto mercado. Creo que Fernandez Mallo sigue también por ahí en su tercer libro. No lo puedo asegurar porque no lo he leído, sólo una reseña.
Eso no quita para que, cada uno a nivel individual siga haciendo lo que quiera. La novedad puede ser que lo que pretendemos no sea obra de un "único" autor. Ni de dos. Es el paso siguiente. O los pasos siguientes. Si no nos paramos.

Port

Anónimo dijo...

Alejandro: por favor, empieza a utilizar mi Café como te de la gana. Ya se que lo haces. Pero más. No se por qué...tengo una especie de atracción fatal por tu blog...

Port

Anónimo dijo...

Querido Alejandro: Antonio no podrá quejarse de tanto comentario como ha suscitado tu invitación a que leamos su novela, que a buen seguro, será de gran interés. En mi caso, no prometo leerla, porque la novela históríca no es lo mío (para que nos vamos a engañar) y no me gusta hacer promesas que no vaya a cumplir. Sin embargo, conozco a varias personas que disfrutan con ese tipo de literatura y pienso recomendársela.
Me alegró mucho verte ayer.

Un besito.

Mila

Alejandro dijo...

Hola Emilio, Alicia, Mari Carmen, Mila... Qué alegría me dais. Acabo de llegar de pasar el "finde" fuera y me encuentro que mi casa está llena de amigos, de buenos amigos, que además estáis termiando el café que ya estaba quedándose viejo y, por ello, un poco falto de aroma. Así compraré más y del bueno, y más cervecitas; gracias a vosotros repondré, las que me quedan, como habréis visto, están llegando a la fecha de caducidad. Gracias, chicos por seguir aquí, ahí.

EMILIO, pero vamos a ver, alma de candeal, ¿a qué amigos no haces tú felices? Esto si es raro y, siendo tan fácil su demostración, quizá no sea capaz de explicarlo. A ver si lo consigo. Lo primero que tengo que decirte es que no tienes que preocuperte por ello, pero ya te has preocupado, lo que demuestra que sí que eres un buen amigo. Un buen amigo tuyo es el que lo es sin esperar nada de tí, ni siquiera que le hagas feliz, pues la felicidad depende de muchas teclas y tú no eres propietario de todos los pianos, creo. Si ese amigo/a molesto/a esperaba tanto de tí: que le hicieras feliz, esperaba demasiado; por tanto no está dentro de los parámetros de la buena amistad. Estoy seguro, porque te conozco, sé -y empeño en ello cualquier cosa- que jamás has dicho nada de nadie con intención de molestar. ¡Nunca! Si alguien se ha molestado por algo que hayas dicho es porque te ha interpretado mal, o porque le han llegado tus palabras indirectamente y con una versión desvirtuada (las palabras escritas con la espontaneidad con que lo hacemos aquí, donde no se oye el matiz ni se ve el gesto, pueden quedar afectadas por sentimientos más proclives al ánimo del receptor que al del emisor). Si, entre otras cosas, alguien no se siente feliz, y espera serlo, con tus opiniones sobre creencias, ideologias y otras apreciaciones del tipo que sean, es que tampoco es amigo de verdad, amigo patanegra. Puede ocurrir y ocurre, que no esté de acuerdo contigo sobre alguna o algunas de estas opinones tuyas, pero eso no es fuerza capaz de parar la rueda de la amistad. Esas discrepancias, lejos de ser motivo de desunión, han de servirnos como elemento enriquecedor de nuestra personalidad aprovechando el intercambio de ideas y planteamientos de los amigos. Bienvenidos sean los amigos que sus diferencias me hacen reflexionar. Quizá el errado soy yo y ponen una luz en mi tiniebla. Así que, querido Emilio, ni te preocupes. Te preocupas por lo que te digo muchas veces, eres tan bueno que sufres la infelicidad ajena. Todo no se puede.

ALICIA Y MARI CARMEN, gracias por todas esas referencias que nos vais dando sobre la novela ganadora de Kirmen Uribe y su obra, hasta ahora poco conocida. Es cierto, hay varias páginas con informaión sobre él y sus poemas, especialmente sobre la novela ganadora, con traducciones de algunos fragmentos. Alicia, me ha gustado la frase de tu madre: "Sólo a quien friega se le rompen los platos". En un pueblo de Castilla oí una vez esta, distinta pero con el mismo significado: "El que no carretea no vuelca". Que se la aplique nuestro Emilio en sus tribulaciones.

MILA, también a mi me alegró verte el otro día en la conferencia-recital de Enrique y Soledad. Espero retomes tu actividad "bloguera" de siempre.

Seguid aquí, en mi casa, lo que os plazca, yo voy a dar un paseo por los salones de los otros vecinos.

Besos para todos.

Alex

antonio castillo dijo...

Querido Alejandro y demás compañeros, perdonad mi silencio de estos últimos días pero es que me he tomado unas breves vacaciones. Ya en casa, me he quedado asombrado de lo que ha dado de sí la reseña que lanzastes sobre mi novela y otros comentarios, sobre todo los relacionados con el premio a Kirmen. Yo también me congratulo de su éxito.
Por alusiones, quisiera responder, que el futuro de una de las protagonistas femeninas de mi novela, la tal Marie, cómo el de todos los demás,será revelado en el momento, si es que llega, en que se publique la continuacón de la novela, en la que trabajo desde hace tiempo, y a nadie dejará decepcionado.
No se si os pasa también a vosotros, pero muchas veces tengo la sensación de que cuento algo que en realidad sucedió (o tal vez sucederá), no de haber inventado personalmente una trama desde la nada. Lo digo, para que entendáis que no me estoy devanando los sesos para idear que cosas interesantes le pueden pasar a esa protagonista. Ya "se" lo que le "pasó", el problema es plasmarlo sobre el papel. Eso me llevará años.
También quería reiterar mi invitación a esas dos internautas, Alicia y Mari Carmen, de que se hagan socias de "erabradomin" o al menos acudan a nuestra reunión anual. No pretendo atosigaros, creo que sólo estoy haciéndome eco del sentir general de los socios. Si no os apeteciera ni tan siquiera hacer aprecio de la propuesta, yo lo entendería perfectamente. Se trata sobre todo de plasmar una propuesta de nuestro presidente Miguel Ortega que supongo os habra llegado por otros canales. Besos a todos.

Alejandro dijo...

Me alegro, querido Antonio, y te lo agradezco a la vez, que estés ya trabajando sobre nuevos escenerios donde pondrás a Marie a actuar, ya tendrás también a los personajes que la ofrecerán ayuda y resistencia en los conflictos a los que se enfrente. En contra de lo que dices, me permito opinar que lo difícil es saber "qué pasa", llevarlo al papel sólo es sentarse a escribir y dejar que fluya el acontecer concebido. Creo, Antonio, que tu genio está contigo. Estoy seguro que nos encantará la segunta parte, por lo menos, tanto como la primera.

Un abrazo.

Alex

antonio castillo dijo...

Pues tienes razón, Alejandro. En realidad estaba haciéndo una especie de metáfora, pero de verdad que encuentro más dificil el escribir que el imaginar, puede que a otros les pase al revés. Pero lo cierto es que no entiendo el caso de esos escritores que se sientan frente a la "hoja en blanco" durante días y días pues no se les ocurre la historia que necesitan, ¡pero si cualquier tema puede servir para contar una historia!, yo qué sé... el papel arrugado que acabas de tirar al suelo, por ejemplo. o la ceniza del cigarro que aún no cayó... Creo que el problema que tienen en ese momento es de otra índole, más complejo. Bien nos lo ha demostrado nuestro común amigo Santiago cantidad de veces, él si que es un saco sin fondo del que extraer una y otra vez historias. y siempre bien originales.

antonio castillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mari Carmen dijo...

Hola Alejandro.
Como no nos cruzamos en el salón de ninguna casa últimamente, he decidido venir a saludarte a la tuya. Además, me han dicho que habías comprado café nuevo...Hasta aquí llega el aroma.
Un abrazo.

Alejandro dijo...

Mari Carmen, muchas gracias por tu visita. Sabes que siempre eres bienvenida a mi casa, que es la tuya. Espero hayas disfrutados de tus vacaciones y nos cuentes tus nuevas experiencias, que serán, seguro, muy interesantes.

Besos,

Alex

Anónimo dijo...

Estoy de ronda y veo que vas (ibas, je, je, porque este cuenta) por el comentario número 44. Como ves te llevo la cuenta con detenimiento, ja, ja...Asi que ya estás poniendo otra entrada antes de llegar al comentario número..!50!...me parto con esto de la cantidad y la cualidad, Alejandro, que se da en tu blog en abundancia...En honor a la verdad, esta vez compartes los honores con Antonio y se que esto le agrada...a todos nos encanta...Y yo no puedo tener queja: cuando has hablado de mis libros lo has hecho en todos los foros, incluso periódisticos. Yo si que te voy a poner en una estanteria especial. Bueno, ya lo estás. Un abrazo, Alex.

Port

Mari Carmen dijo...

Entre los comentarios, independientemente del número, hay calidad, cantidad, cariño y amistad...que no es poco.

Las vacaciones bien, lo que se espera de ellas: dormir poco, conocer gente interesante y visitar sitios maravillosos.

Un abrazo a todos.

Alejandro dijo...

Pero vamos a ver, Emilio, tú ¿cuándo escribes estos comentarios? Ayer me acosté a las tantas y no estaba el último tuyo, el de el día 1. Lo he visto ahora. Claro, ya sé, como te vas de ronda cuando te da la gana. Ya sabes que tengo un laúd, cuando quieras te lo presto. Mejor, nos vamos juntos. Tu cantas y yo toco... el laúd. Se entiende ¿no? Por cierto, Bécquer hacía referencia en sus Rimas al laúd, no recuerdo bien, pero creo que decía algo así:
"(...) Dos notas que del laúd/a un mismo tiempo la mano arranca,/y en el espacio se encuentran/y armoniosas se abrazan;/dos olas que vienen juntas/a morir sobre una playa,/y que al romper se coronan/con un penacho de plata/ (...)
Más o menos. Bueno, perdona, ya me he metido en otro jardín y habré roto algo, seguro. Tienes razón, Emilio, esta entrada, aunque la he hecho yo, es de Antonio. Él es el protagonista y debería ser él el destinatario de los comentarios y quien los agradeciera. Lo ha hecho, el chico. Es muy cumplidor él. Estoy deseando que escriba la continuación de CERCLE para leerla. Me encantará firmar una nueva reseña; pero mejor, no; no voy a comentar más libros si no compráis la Novela de Antonio. Así que ya lo sabéis. Antonio, díme, ¿cuántos ejemplares has vendido? Llévate quince o veinte a la cena, por si alguno quiere más.
Bueno, que todo es broma, no vamos a estar siempre con la cara de cartón piedra, ja, ja, ja...

Emilio, muchas gracias por venir con tu ronda. Si no fuera tan tarde te pondría algún cantar de esos que tanto abundan por Castilla.

Un abrazo fuerte, y no dejes de chinchar, cariñosamente, como debe ser.

Alex

Alejandro dijo...

Mari Carmen, me alegro que hayas cumplido en tus vacaciones los objetivos esperados. Para eso son las vacaciones.
Tienes razón. Los comentarios, independientemente de que sean numerosos o no, han de tener calidad literaria. Aquí hay verdaderos maestros en este arte, de quienes aprendemos cada día. Muy importante, claro que sí, es el cariño y la amistad que reina en la peña, aunque alguna vez discrepemos. También eso es bueno, la pluralidad enriquece al conjunto, sobre todo cuando el conjunto es respetuoso y libre a la vez. Éste creo que lo es. Todo un orgullo.

Besos

Alex

Alejandro dijo...

Por favor, ya no pongáis más comentarios enesta entrada. Emilio no quiere que llegue a los ¡50!, porque dice que puede romperse el contador y crearías un problema grave al pobre Santiago, que bastante tiene. Os prometo que un año de este siglo pondré algo nuevo.

Gracias, por ser tan generosos con vuestras visitas.

Abrazos, besos...

Alex

Emilio dijo...

!Y 50! Sí, hombre, sí...!que te crees tú que vamos a aceptar eso de que los comentarios no lleguen a cincuenta!..¿Pero de dónde sacas tú eso? Porque la parte lúdica también juega, nunca mejor dicho...Ó sea que tú pones lo de Becquer, lo del laud...y tu pretendes que no se diga nada más...Pues mira, no haber puesto el comentario...Asi que te aguantas...Lo de irse "de ronda" es una costumbre muy española, ya conoces la canción..."Díme si esta noche tu te vas de ronda como ella se fue"...aunque añade...que las rondas no son buenas...". Bueno, depende de que tipo de ronda...Hay otra canción que dice "Esta noche pago yo...". Bueno pues escribirte es un modo de hacerlo. Contribuir a llenar el merecido saco de recompensas que mereces por la atención constante a tus amigos, por el estar ahí siempre, por ser un escritor que piensas no sólo en tí sino en otros escritores amigos...Asi que, felices 50...on éste, quieras o no quieras.
Un fuerte abrazo.

Mari Carmen dijo...

Alejandro, estoy segura que tanto tú como yo sabíamos quién sería el disidente número 50...no podía ser otro que Emilio, de noche, silencioso y a hurtadillas.
Tendremos que perdonarle, en el fondo es como un niño.

Besos a los dos.

Alejandro dijo...

Qué bien sabes dónde estás, Mari Carmen, y sabes también quién es el primero de la clase y porqué. Emilio siempre está pendiente de todo lo que pasa. Cuando sale la luna se arropa a la sombra de la chimenea y, desde allí, como un gato negro con botas, acaricia las estrellas y espía sus anhelos y desventuras para conseguir de ellas el pensamiento que se avecina, la inquietud que nos conmueve, la otra cara de las nubes y cualquier imagen que él vislumbre para regalarnos el significado y significante de una reflexión, de su reflexión, que acabará siendo de todos. Así es, aunque ahora con la gripe el médico le diga que se quede quieto. No. Él no puede. ¿Qué hariamos nosotros si el se para?
Pues eso, Mari Carmen, que lo que tú dices, es como un niño. Tendremos que dejarle, a ver si se nos cria bien, y no cambia. Y tú que lo veas.

Besos

Alex

Mari Carmen dijo...

Tienes razón Alejandro.
Tenemos la suerte de que pase las noches mirando la cúpula celeste, atrapando estrellas fugaces que desaparecerían en un instante si no hay quien las recoja. Las coge, las selecciona...y de entre todas ellas nos regala las más bellas.
No cambiará y lo veremos todos juntos.

Un beso.